TU ESPACIO PARA AGREGAR Y DESCARGAR MUSICA CATOLICA, CHARLAS, HOMILIAS, ORACIONES, MEDITACIONES, VIDEOS Y MAS.



Busca más en nuestros Sitios Católicos

LETRAS DE CANTOS DE COMUNION (segunda parte)

Domingo, 18 Abril 2010 21:29



RAZONES PARA AMARTE

Si buscara una razón para amarte,
sobran muchas por que tu has sido grande,
si buscara una razón para seguirte,
sobrarían muchas mas.

Si buscara una razón para alabarte,
sobran muchas por que tu has sido grande,
si buscara una razón para servirte,
sobrarían muchas mas.







CON FE Y AMOR
(Coro Volver a Dios)

Si el mundo vive perdido,
si el alma perdió el valor,
si los hombres no son hermanos,
el mundo no tiene a Dios.

Al mundo le falta vida,
al mundo le falta luz,
al mundo le falta cielo,
al mundo le faltas Tu, Jesús.

Con fe y amor podes seguir a Cristo,
con fe y amor el camino es mas sencillo,
si sentís que tu cruz es muy pesada,
te invita a cargarla con fe y amor (bis).

Si el camino se te hace largo,
si te cansas bajo el sol,
si en tu canto no ha nacido,
ni la mas pequeña flor.

Es hora de ser esperanza,
es hora de dar amistad,
es hora de ser testigo,
en un mundo que no sabe amar.

Con fe y amor podes seguir a Cristo,
con fe y amor el camino es mas sencillo,
si sentís que tu cruz es muy pesada,
te invita a cargarla con fe y amor (bis).







YO SOY JESÚS
(Padre Ernesto Ruiz/ Do, Sol7,La-,Mi,Fa,Re-)

Yo soy el Hijo de Dios
Yo soy el que viene del cielo
Yo soy el buen pastor
Yo soy el Señor.

Yo soy el viñador
Yo soy la vid verdadera
Yo soy la piedra angular,
Yo soy Jesús.

Yo soy el Rey, Yo soy el Señor,
Yo soy, el que soy, Yo soy Jesús (bis)

Yo soy la resurrección
Yo soy el Pan de vida
Yo soy la luz del mundo
Yo soy el Señor.

Yo soy el Dios de Abraham.
Yo soy en el Padre y el Padre en es mí
Yo soy la misericordia
Yo soy Jesús

Yo soy el Rey…

Yo soy el maestro
Yo soy el alfa y omega
Yo soy quien da testimonio
Yo soy el señor.
Yo soy el camino,
Yo soy la verdad y vida.
Yo soy, no tengan miedo
Yo soy Jesús.






COMO EL NOS AMO
Autor : Omar Francisco Coronado Huerta

Te miro con tus brazos tan abiertos,
como queriendo demostrar,
que eres mi amigo de verdad,
¿por que si tu eras tan poderoso,
pudiste permitir, que fueras a… morir así?

Si calmaste el mar, y al siego lo hiciste ver,
y si tu cuerpo y sangre transformaste, en vino y pan.
¿que otra cosa Señor pudiste hacer?,
para demostrarme tu amistad,
que tu estas con migo.

No hay amor mas grande,
que aquel que da la vida por sus amigos,
quien busca siempre la sonrisa en los niños
como lo hizo Jesús.
Su amor fue tan grande,
que hasta murió por mi en una cruz,
es el camino la verdad y la luz,
y quiere que yo ame, a los demás,
como el nos amo.

En cada milagro que hiciste, iba tu amor en el,
tu comías con el pobre, y perdonabas también,

Si calmaste el mar, y al siego lo hiciste ver,
y si tu cuerpo y sangra transformaste, en vino y pan.
¿que otra cosa Señor pudiste hacer?,
si tu moriste por mi,
y resucitaste por mi.

Me diste tu vida y no te importo,
morir humillado y dar el perdón.
tu eres mi amigo, me entregas tu amor,
y solo me pides, que yo ame así.







DE RODILLAS JESUS

Perdona Jesús, de vivir renegué,
yo quise morir.

Sin tus brazos de amor,
De rodillas Jesús, de rodillas Jesús,
yo clamo tu perdón.

Perdona Jesús, mis días sin fe,
mis días sin ti.

y mis faltas de amor.
De rodillas Jesús, de rodillas Jesús,
yo clamo tu perdón.


Perdona Jesús, yo tus ojos llore,
contra ti blasfeme,
hoy quiero tu luz.
De rodillas Jesús, de rodillas Jesús.
De rodillas Jesús, yo clamo tu perdón.

Perdona Jesús, yo tu rostro golpee,
hoy quiero vivir.

contigo en la cruz,
De rodillas Jesús, de rodillas Jesús,
yo clamo tu perdón.


Perdona Jesús, por robarte el corazón,
tu eres mi ser,
ante ti yo peque.
De rodillas Jesús, de rodillas Jesús.
De rodillas Jesús, yo clamo tu perdón.







LA ULTIMA CENA # 2

No me habéis vosotros elegido,
fui yo mismo quien os elegí,
ya nos llamo siervos, sino amigos,
permaneceréis para siempre junto a mi.

Yo soy la verdad, soy el camino,
soy la vida y la resurrección,
quien me sigue, no andará perdido,
pues yo soy la luz, yo soy vuestra salvación.

Tomad y comed, este es mi cuerpo,
que se entrega por vuestra salud,
tomad y bebed esta es mi sangre,
que yo derrame por vosotros en la cruz.

Recordad mi nuevo mandamiento,
por el cual os reconocerán,
que os améis los unos a los otros,
como tu os ame, hasta mi vida entregar.

Nosotros Señor te damos gracias,
por que nos has hecho ver la luz,
nosotros Señor te seguimos,
dadnos el valor, tu gracia y tu bendición.







EN TORNO AL PAN

Las fuerzas se rehacen en la mesa,
se olvidan los silencios sin razón,
se escucha una nueva palabra
con la mirada en torno al pan.
en torno a El (vivir en torno a El).

Una mesa que no tenga horarios,
mesas amplias con mucho lugar,
platos llenos de gran confianza,
compartiendo el calor del hogar.

Que la mesa reúna ilusiones
y detalles de un mismo vivir
el sabor del encuentro y la fiesta,
crecerá con una masa de pan.

En la mesa vivamos sin prisa,
cada gesto de su hermano y su fe,
que la mesa serene las penas,
fortalezca los cuerpos el dar.

En la mesa busquemos descanso,
un resquicio de tiempo y un tu,
de aquel tiempo gratuito que empuja,
a llevar a los hombres la paz.








RICO MANJAR

Con guitarras y tambores,
con maracas y marimbas,
hoy estamos celebrando,
el banquete de la vida;
Donde tu eres nuestro pan,
y el vino que nos alegra…

…para transformar el mundo,
como el mejor fruto de esa bella fiesta. (bis)

Eres Señor, rico manjar,
de donde brota como de una fuente la fraternidad;
Eres Señor, rico manjar,
de donde brota como de una fuente nuestra libertad.

Aquí todos somos uno,
los de la costa y la sierra,
los indios negros y blancos,
de la ciudad de la selva.
Aquí las armas se funden,
para construir arados…

…aquí los odios se olvidan,
y el amor se aviva al estrechar las manos. (bis)

El banquete de esta Misa,
en el que todos comemos,
despierta nuestra esperanza,
de forjar un mundo nuevo,
donde alcancen para todos,
los bienes de la creación…

…y donde muera el pecado
porque ya ha triunfado la ley del amor. (bis)









CLAVADO EN LA CRUZ
(Autor: Padre Ernesto Ruiz).

1- Sol Re
Una gota de sangre en las mejillas,
Do Sol
una corona de espinas y una herida,
Re
el hombre que se humilla
Do Sol Re7
por cumplir la voluntad del Señor.

Sol Re
Clavado en la Cruz, el hijo de Dios murió,
Do Sol Re7
su vida entregó, por amor. (2).

2- Sol Re
El camino que lleva hacia el calvario,
Do Sol
de caer y volver a levantarse,
Re
a los ojos su Madre,
Do Sol Re7
con lágrimas le miro, con amor.

3- Sol Re
Con la vista perdida el te buscaba,
Do
el confiaba en ti,
Sol
en que compartirías,
Re
el dolor de morir por tus hermanos,
Do Sol
y subir a la cruz,
Re
extender los brazos
Do Sol Re7
y hacer la voluntad del Señor.




Todo lo que esta en mi te pertenece,
a precio de amor mi ser fue rescatado,
mil razones tengo yo para exaltarte,
por ti Dios respiro hoy.

Todo lo que tengo hoy tu me lo diste,
y toda mi vida entera Señor te he dado,
por que eres tu tan bueno y tan perfecto,
tu amor me ha rescatado (y conquistado).

Si buscara una razón para exaltarte,
sobran muchas por que tu has sido grande,
si buscara una razón para bendecirte,
sobrarían muchas más.

Todo lo que esta en mi te pertenece.







LA ULTIMA CENA
(Ministerio Lob)

Llegada la hora
Jesús con sus apóstoles hablo,
les dijo que deseaba mucho, comer con ellos
por que ya no lo haría,
hasta que fuera en el Reino de Dios.

Sentado a la mesa,
Jesús con sus apóstoles hablo,
les dijo que no volvería a celebrar
esta pascua,
hasta que se cumpla en el Reino de Dios.

Tomo una copa y dando gracias
dijo tomen de aquí,
tomo el pan y dando gracias dijo así:

Este es mi cuerpo
entregado por ustedes
hagan esto en memoria de mi.
Esta es mi sangre
derramada por ustedes
hagan esto en memoria de mi. (BIS)

Acabada la cena
Jesús con sus apóstoles hablo,
tomo la copa y dando gracias
dijo así:

Esta es la copa
de una nueva alianza
que mi sangre derramada sellara. (BIS)

Este es mi cuerpo...







LA VID VERDADERA

1- Yo soy la vid verdadera, soy viñador,
a quienes vienen conmigo, les tengo amor,
el sarmiento da fruto, unido a la vid,
si tu vives con migo, yo viviré en ti.

Si te vas de mi, nada haré de ti,
al vivir en mi, yo seré de ti.

2- Como el padre me ama, os amo yo,
si guardas mis mandamientos, vives mi amor,
como guardo el mandato, que a mi se me dio,
permanezco en el padre, yo vivo tu amor.

Tu serás feliz, al vivir en mi,
tu tendrás mi amor, al vivir en Dios.








COMULGUEMOS CON EL POBRE

Hoy tu cuerpo se hace vida
al repartirnos el pan,
con la sangre de la alianza
signo de la comunión.

Danos Señor tu pan,
el pan de la unidad
que nos transforma
viviendo la caridad.

Todos nos acercamos,
al banquete del amor,
celebrando tu presencia,
que nos da la salvación.

Este pan que da la vida,
nos impulsa a construir,
nuevo mundo de justicia,
como fruto del amor.

Ayudando a los hermanos,
nace la fraternidad,
renunciando al egoísmo,
nos apartamos del mal.







ALELUYA JESÚS RESUCITO

Aleluya Jesús Resucito,
la madrugada del domingo (Bis)

Fueron mujeres al sepulcro,
la piedra un ángel removió,
les dijo ha Resucitado,
y al marchar le salio el Señor.

La Magdalena fue a llorarlo
y Cristo se le apareció,
le mando a ver a sus hermanos,
con un encargo que le dio.

A los discípulos de tarde,
Cristo también se presento,
les enseñó las cinco llagas,
dando la paz los saludo.

Tomas no estaba en ese encuentro
y pidió ver para creer,
Jesús volvió y le dijo mira,
palma mis llagas y ten fe.

Cleofás y otros caminaron,
con un extraño hasta Emaús,
y en la fracción del pan notaron,
que ese Señor era Jesús.

Unos discípulos pescaron,
alguien la red les mando a echar,
se hace el milagro es Cristo dicen,
luego él les dio pescado y pan.








COMO NO CREER EN DIOS
(letra y música: Wilkins)

Yo te llevo, desde niño, muy adentro,
te he encontraba en el pájaro y la flor,
en la lluvia, en la tierra y el silencio,
y en mis sueños cada noche estabas tú.

Desde entonces, quiero darte siempre gracias,
porque puedo darme cuenta de tu amor,
beberé de tu cuerpo y de tu sangre,
y por siempre te daré …Mi corazón …

Como no creer en Dios,
si me ha dado los hijos y la vida.
Como no creer en Dios,
si me ha dado la mujer querida.

Como no creer en Dios,
si lo siento en mi pecho a cada instante.
En la risa de un niño por la calle,
o en la tierna caricia de una madre,

Como no!

Como no creer en Dios,
si está en las viñas y en el manso trigo.
Como no creer en Dios,
si me dio la mano abierta de un amigo.

Como no creer en Dios,
si me ha dado la tristeza y la alegría.
De saber que hay un mañana cada día,
por la fe, por la esperanza y el amor.

Como no!

Como no creer,
Si me ha dado los hijos y la vida.
Como no creer en Dios,
si me ha dado la mujer querida.

Como no creer en Dios,
si está en las viñas y en el manso trigo.
Como no creer en Dios,
si me dio la mano abierta de un amigo.

Como no creer en Dios,
si me ha dado los hijos y la vida.
Como no creer en Dios,
si me ha dado la mujer querida.
Como no creer en Dios,
si está en las viñas y en el manso trigo.








DIOS ESTA AQUÍ

1-Dios esta aquí, el esta aquí…

Tan cierto como el aire que respiro,
tan cierto como la mañana se levanta el sol,
tan cierto que cuando le hablo me puede oír.

2- Jesús esta aquí, el esta aquí…

3- Su Espíritu esta aquí, el esta aquí…

4- María esta aquí, ella esta aquí…







CONTIGO HASTA EL FINAL

Un día como hoy tu me llamaste
a seguir caminando tras de ti
y al mirarte a los ojos, decidí decir que sí,
y en mi corazón una paz pusiste tu.

Fui buscando por las calles y veredas,
a esa gente que una vez rezo conmigo,
y al mirarte se olvidaron, de las cosas que sentí,
se olvidaron de ese Cristo que viví.

Yo quiero ser testigo del amor de Dios,
gritar contigo la verdad,
ser en el mundo un instrumento de tu paz,
y hacia ti Señor, caminar. (bis)

De ahora en adelante he comprendido,
que en las cruces que se cargan estas tu,
que moriste perdonando, diste la vida por mí,
no te olvidare hoy he vuelto a sonreír.

Yo quiero ser testigo del amor de Dios,
gritar contigo la verdad,
ser en el mundo un instrumento de tu paz,
y hacia ti Señor, caminar. (bis)


c o n t i g o h a s t a e l f i n a l








EL JARDINERO

Un día de un jardinero
sé vistió El Señor,
podaba en los cestos, las flores,
las praderas de Dios.

Y hoy, donde estas,
donde estas Señor,
estas en el vino,
y en el pan también hooooy.

Un día de un caminante
sé vistió El Señor,
porque los que él amaba,
se le iban sin amor.

Y hoy, donde estas,
donde estas Señor,
estas en el vino,
y en el pan también hooooy.

Ahí estas, ahí estas,
ya te vi Señor,
estas en el jardinero,
también hoy, también hoy.

Ahí estas, ahí estas
ya te vi Señor,
estas en el vino,
y en el pan también hooooy.








JESUS NUESTRA PASCUA

Jesús nuestra pascua, por todos murió
cantemos alegres que resucito,
Cantemos alegres que resucito.

Pascua sagrada, o fuente de alegría,
despierta tu que duermes que el Señor resucito,
despierta tu que duermes que el Señor resucito.

Pascua sagrada, o pascua siempre nueva,
dejad al hombre viejo, revestíos del Señor,
dejad al hombre viejo, revestíos del Señor.

Jesús nuestra pascua, por todos murió…

Pascua sagrada, Dios se hizo igual al hombre,
nos habla por su hijo, que es maestro y Salvador,
nos habla por su hijo, que es maestro y Salvador.

Pascua sagrada o fiesta del bautismo,
renacidos por el agua somos hijos del Señor,
renacidos por el agua somos hijos del Señor.

Jesús nuestra pascua, por todos murió…

Pascua sagrada o pascua salvadora,
al pueblo prisionero el Señor ya rescató,
al pueblo prisionero el Señor ya rescató.

Pascua sagrada o pascua redentora,
Jesús es el cordero que por todos se inmoló,
Jesús es el cordero que por todos se inmoló.

Jesús nuestra pascua, por todos murió…







LA LLAMADA

Si escuchas la voz del viento,
llamando sin cesar,
si escuchas la voz del tiempo,
mandándote esperar,
la decisión es tuya,
la decisión es tuya.

Son muchos los invitados,
son muchos los invitados,
pocos los decididos,
pocos los decididos.

Si escuchas la voz de Dios,
llamando sin cesar,
si escuchas la voz del mundo,
queriéndote engañar,
la decisión es tuya,
la decisión es tuya.

Son muchos los invitados,
son muchos los invitados…

El trigo ya sé perdió,
creció y de nada sirvió,
el mundo pasando hambre,
pasando hambre de Dios,
la decisión es tuya,
la decisión es tuya.

Son muchos los invitados,
son muchos los invitados…








DIOS DE CLEMENCIA

Dios de clemencia,
Dios de Bondad,
perdónanos benigno,
piedad, Señor, piedad. (Bis)

Oh buen Jesús, pastor fiel y querido,
hijo de Dios, tú del cielo esplendor;
reciba ya tu corazón herido,
nuestra oración de llanto y dolor.

Dios de clemencia…

Tu corazón es la sola esperanza,
del pecador que de ti se alejó;
haz ya brillar la paz y la bonanza,
que el corazón otro tiempo gustó,

Dios de clemencia…

Oh buen Jesús, a tus pies humillados,
contritos hoy te pedimos perdón;
perdona ya nuestros muchos pecados,
perdón Señor por tu buen corazón.

Dios de clemencia…

Triste, infeliz ha sido nuestra suerte,
lejos de ti, Divino Salvador;
pero de hoy preferimos la muerte,
antes de ser ingratos a tu amor.

Dios de clemencia…







LA VIA DOLOROSA

Por la vía dolorosa
triste día en Jerusalén,
los soldados le abrían paso a Jesús,
mas la gente se acercaba
para ver al que llevaba aquella cruz.

Las heridas le sangraban
en la espalda del Señor,
su cabeza coronada de traición,
y cada paso iba escuchando
la burla de aquel pueblo sin amor.

Por la vía dolorosa
que es la vía del dolor,
como oveja vino Cristo, Rey, Señor
y fue El quien quiso ir, por su amor,
por ti, por mí.

Por la vía dolorosa al calvario y a morir.
(BIS)

La sangre que hoy
nos limpia por fe
fue derramada por El
e n j e r u s a l e n.

Por la vía dolorosa…

uh, uh, uh, uh, uh, uh, uh
uh, uh, uh, uh, uh, uh, uh, uuuuh







PAZ EN MEDIO DE LA TORMENTA
(Matilde y Julio Quan-Honduras)

Cuando lloras,
por las veces que intentaste,
y tratas de olvidar lágrimas que lloraste,
solo tienes pena y tristeza,
el futuro incierto espera,

puedes tener,
paz en la tormenta.

Puedes tener,
paz en la tormenta,
fe y esperanza,
cuando no puedas seguir,
aun con tu mundo hecho pedazos,
el Señor guiara tus pasos,
en paz, en medio de la tormenta. (bis)

Muchas veces,
yo me siento igual que tu,
y mi corazón, anhela algo ideal,
el Señor viene a mi
y me ayuda a seguir,

en paz,
en medio de la tormenta.

Puedes tener,
paz en la tormenta... (bis)


…en paz, en medio de la tormenta (2v)









OYE PADRE

El pueblo gime en el dolor,
ven y sálvanos.
A Dios levanta su clamor,
ven y sálvanos.

Oye, Cristo el grito de tu pueblo,
oye, Cristo, ven y sálvanos.

El pueblo esta en la esclavitud,
ven y sálvanos.
El pueblo clama libertad,
ven y sálvanos.

Oye, Cristo.............................

Jesús será el libertador,
ven y sálvanos.
Su brazo es fuerza del Señor,
ven y sálvanos.

Oye, Cristo...............................

El pueblo empieza a caminar,
ven y sálvanos.
Vencida queda la opresión,
ven y sálvanos.

Oye, Cristo.................................

La marcha es ciega dura el sol,
ven y sálvanos.
Se acerca ya la redención,
ven y sálvanos.

Oye, Cristo.................................








PERDON SEÑOR PERDON

Perdón, Señor perdón,
perdón, Señor perdón

1- Misericordia mi Dios por tu bondad,
por tu inmensa compasión borra mi culpa.

2- Lava del todo mi delito,
y limpia todo mi pecado.

3- Reconozco mi culpa Señor,
tengo siempre presente mi pecado.

4- Contra ti, contra ti solo peque,
cometí la maldad que tu aborreces.

5- Hazme oír el gozo y la alegría,
que se alegren los huesos quebrantados.

6- Enseñare a los malvados tus caminos,
volverán a ti los pecadores.

7- Líbrame de la sangre mi Dios,
y cantara mi lengua tu justicia.

8- Abrirás mis labios Señor,
y mi boca cantara tus alabanzas.









SUFRIO AGONIA

Sufrió agonía el Señor del universo
cuando el traidor lo entregaba con un beso
siendo azotado por los hombres aquellos
y estando heridos perdón pidió por ellos. (Bis)

En mis sueños yo vi que te azotaban
y corrí Señor a defenderte,
pero el verdugo yo creía que era otro
y al ver su cara, Señor yo vi mi rostro. (Bis)

Sufrió agonía el Señor del universo..

En el cielo vive el que adoramos
hay una obra del hombre y de sus manos,
son las heridas de la lanza y de los clavos
son las heridas que sufrió para salvarnos. (Bis)

Sufrió agonía el Señor del universo…

Aquellas espinas fundidas en su frente
y su cara toda desfigurada
ahí llevaba la carga del pecado
y así llevaba el precio de su sangre. (Bis)

Sufrió agonía el Señor del universo…

Aquella madre triste y desconsolada
con siete espadas clavadas en su pecho
ella lloraba el dolor de su hijo amado
y ahí pedía el perdón de mi pecado. (Bis)

Sufrió agonía el Señor del universo…









PERDONANOS NUESTRAS CULPAS

Perdónanos nuestras culpas.
Señor pedimos perdón;
así también al hermano,
le damos nuestro perdón.

Dijiste Señor que nuestro padre,
perdona nuestras deudas con amor;
si damos nosotros al hermano,
la mano otorgándole el perdón.

Perdónanos nuestras culpas…

Ahora Señor perdón pedimos,
sabemos de tu grande compasión;
y damos a quien nos ha ofendido,
la mano otorgándole el perdón.

Perdónanos nuestras culpas…

Dijiste Señor que al mas pequeño,
tratemos sabiendo que eres tú;
que el pobre, el desnudo y el hambriento,
son seres en los que vives tu.

Perdónanos nuestras culpas…

Sabemos Señor que te ofendimos,
negándole al hermano nuestro amor;
por eso Señor perdón pedimos,
queremos un nuevo corazón.

Perdónanos nuestras culpas…







EL ÚLTIMO REFLEJO FUNERARIO

Al último reflejo funerario,
del gran día con lágrimas marcado,
se descubre un cadalso ensangrentado,
sobre las pardas rocas del calvario.

Allí al pie del patíbulo tremendo,
gime una hermosa joven Israelita,
y es la doncella del Señor bendita,
de la cruel congoja y del dolor arrepentida.

No hay dolor comparable a su dolor,
no hay pesar que se iguale a su pesar,
da acerbas penas en un mar,
la Inmaculada Madre del Creador.

Tiene en sus brazos el cadáver santo,
del soberano Salvador del mundo,
besa su frente con amor profundo,
y sus heridas lava con su llanto.

Y por las sienes sagradas del Señor,
pasa su mano con dulzura tierna,
y le acaricia con suavidad materna,
y las espinas tócale clavadas.

Tiembla la mano de la Virgen Bendecida,
y al desprender cada punzante espina,
con esa mano maternal divina,
besa llorando al hijo de su amor.

Recuerda el tiempo cuando era niño,
ella peinaba su cabello hermoso,
y contemplaba su mirar precioso,
ay, y gozaba de su infantil cariño.

Y en la belleza del Mesías piensa,
belleza tanta que jamás se viera,
y al gran Señor a la celeste esfera,
contempla ahora su amargura inmensa.

Cual un leproso la ha dejado el hombre,
de la cabeza a la divina planta,
es una plaga cárdena que espanta,
es un destrozo de crueldad sin nombre.

Mas, oh bondad en tu dolor materno,
pide por esa victima perdona,
bendita seas Madre dolorosa,
eres bendita en tu dolor profundo.









JUNTO A LA CRUZ

Tarde de viernes Santo,
ha muerta ya Jesús.
Tarde de pena y llanto,
que destrozo una Cruz.

Miras al hijo muerto,
me mira luego a mi.
Tu me lo diste vida,
yo te lo entrego así.

¿Quién te cargo un madero?
¿Quién te obligo a subir?
Quien te clavo Cordero?
¡te condene a morir!

Aunque tu alma llora,
llora junto a la Cruz.
En tu dolor, Señora,
hoy nos has dado luz.







JESUS ES MI PASTOR (Leo Dan)

Jesús es mi Pastor,
nada me faltara,
todo por el amor,
que El me tiene y me da.

Padre nuestro que estas,
aquí en mi corazón,
no te alejes jamás,
aunque sea un pecador.

Yo creo en Jesucristo
para llegar al cielo,
por la fe que yo tengo
porque siempre fue bueno(bis).

Alabaras Dios,
no importa la ocasión,
para que seas feliz,
para que seas mejor.

Yo quiero orar por ti,
con todo el corazón
Dios quiere eso de mi,
de todos pide amor.








DEJATE AMAR
(José Luís Galván y Ministerio Nueva Alianza)

La
En cada pecho hay una flor que Dios riega con amor
Mi Sim
cada mañana, en cada vida hay un amor
Re La
que Dios riega con dolor cada mañana.

En cada hombre hay un niño que Dios ama con
La7 Re Rem
cariño con ternura y con amor,
La
en cada pecho hay una flor
Fa#m Sim Mi
En cada vida hay un amor y en cada hombre
Re La Mi
hay un hijo de Dios.

La La7 Re
Déjate amar por él, déjate amar por El
Rem La Mi
Déjate amar por El, déjate amar… (2)
Re La
Hijito de Dios.







DEJAD QUE LOS NIÑOS VENGAN A MI
(entrada/ comunión)
Dejad que los niños vengan a mi,
dejad que los niños vengan a mi.

De ellos será el reino de los cielos,
mi Padre se revela a los pequeños,
si quieres entrar en el reino de Dios,
deberás ser niño, como ellos los son.

El cielo se alegra al ver a Jesús,
bajar esas almas tan llenas de luz,
pues los mas pequeños su alegría son,
y llenan de gozo a su corazón.

Jesús quiere estar unido a ti,
llegar a tu vida y hacerte feliz,
pues el es la fuente del mas puro amor,
quiere estar con tigo en tu corazón.








EL RESUCITO (comunión)

Cargando nuestras culpas, sufre ese cruel madero,
camina el sendero, que lleva hasta el calvario.

Su madre lo miraba, su corazón destrozaba,
al ver a su pequeño, morir así en la cruz.

Y todos preguntaban que paso con ese hombre
que decía ser el Mesías, ser el enviado de Dios.
y los que lo seguían aterrados se escondieron
por temor y por el miedo, de morir por su maestro.
Pero llego el tercer día,

Y El resucito, al mundo salvo,
el hijo de Dios, a la muerte venció.
El resucito y se corono,
cuando subió al cielo a la diestra de Dios,
El resucito…

Colmado de tu gracia pues tu espíritu me aguarda
me defiende y me levanta, fuego purificador.
Que no me falta nada por que tu estas a mi lado
y que se que un día moriste, fue tan solo por amor.
y al llegar el tercer día,

El resucito, al mundo salvo,
el hijo de Dios, a la muerte venció.
El resucito y se corono,
cuando subió al cielo a la diestra de Dios,
El resucito…

…El resucito, y también corono,
a su madre tan bella
la hizo la reina del cielo y la tierra.








NECESITO TU UNCION (comunión)

Hoy, necesito tu mirada,
y necesito tu esperanza,
que la luna resplandezca,
que me inunde tu presencia,
Señor, necesito tu unción.

Se, que tu estas con migo,
y tu, eres mi gran amigo.

Y en el cielo las estrellas,
iluminen tu grandeza,
Señor, necesito tu unción (bis)

Yo, necesito tu presencia,
y necesito de tu amor,
que el rocío en su pureza,
nos envuelva en tu gracia,
Señor, necesito tu unción.

Se, que tu estas con migo,
y tu, eres mi gran amigo.

Y en el cielo las estrellas,
iluminen tu grandeza,
Señor, necesito tu unción (bis)








PUEBLO MIO (semana Santa)

Pueblo mi que te hecho,
en que te ofendido respóndeme.
Pueblo mió que te hecho,
en que te ofendido respóndeme.

Yo te saque de Egipto y por 40 años
te guié por el desierto, tu hiciste una cruz,
para tu Salvador.

Yo te libre del mar, te di a beber agua
que manaba de la roca,
tu hiciste una cruz, para tu Salvador.

Yo te lleve a tu tierra, por ti vencí
a los reyes de los pueblos Cananeos,
tu hiciste una cruz, para tu Salvador.

Yo te hice poderoso, estando yo
a tu lado derrote a tus enemigos,
tu hiciste una cruz, para tu Salvador.








PERDONA A TU PUEBLO (semana Santa)

Perdona a tu pueblo Señor,
perdona a tu pueblo perdónale Señor.
Perdona a tu pueblo Señor,
perdona a tu pueblo perdónale Señor.

No estes eternamente enojado, no estes
eternamente enojado, perdónale Señor.

Por tus profundas llagas crueles, por tus salivas,
y por tus hieles, perdónales Señor.

Por los tres clavos que te sangraron, y las
espinas que te punzaron, perdónales Señor.

Por las heridas de pies y manos, por los azotes
tan inhumanos, perdónales Señor.

Por los dolores que sufriría, junto a la cruz l
a virgen María, perdónales Señor

Por los ultrajes de los sayones, ten compasión
y no lo abandones, perdónales Señor.

Por la abertura de tu costado, no estés
eternamente enojado, perdónales Señor.

Tu que no quieres el extravió, sí no la
salvación del impío, perdónales Señor.

Por tu bondad y por tu ternura, no tomes
cuenta de su locura, perdónales Señor.

Por tu pesar y abatimiento, quita del pueblo
tu descontento, perdónales Señor.









SI SEÑOR
(ofrenda, comunión, envió)

A capela: Si Señor, yo digo si
he de proclamarte a ti,
he de anunciar lo que he visto y oído,
he de entregarme a ti.

Musical (2v): Si Señor, yo digo si
he de proclamarte a ti,
he de anunciar lo que he visto y oído,
he de entregarme a ti.

Trasportado: Si Señor, yo digo si
he de proclamarte a ti,
he de anunciar lo que he visto y oído,
he de entregarme a ti.







CORAZON INFINITO (comunión)

Voy, navegando sin temor,
el mar abierto me abandona la razón,
apenas y sobrevivo, como un niño perdido,
busco algo, que no haya en mi interior.

Mas de repente llegas tu,
es tu palabra, el faro de la blanca luz,
llevarme a puerto seguro, donde hay un futuro,
donde exista, un cielo mas azul.

Tu palabra es la esperanza,
que buscamos tantas almas,
pescador, serás el viento nuevo.
Tu serás fiel amigo,
que nos lleve a un mundo nuevo,
de tu gran corazón infinito,
de tu gran corazón infinito.

Y tu pareces continuar,
en mar abierto, entre tanta oscuridad,
en medio de un mar que calla, y la fe que nos falta,
voy en busca, de un poco de pan.

Mas de repente llegas tu,
es tu palabra, el faro de la blanca luz,
llevarme a puerto seguro, donde hay un futuro,
donde exista un cielo mas azul.

Tu palabra es la esperanza,
que buscamos tantas almas,
pescador, serás el viento nuevo.
Tu serás fiel amigo,
que nos lleve a un mundo nuevo,
de tu gran corazón infinito,
de tu gran corazón infinito.








EL AGUA DEL SEÑOR

El agua del Señor,
sano mi enfermedad,
el agua del Señor Jesús. (bis)

El que quiera y tenga sed
que venga y beba gratis,
el que quiera y tenga sed
beba el agua de la vida.

El que beba de esta agua
Jamás tendrá sed. (bis)

El agua del Señor,
sano mi enfermedad,
el agua del Señor Jesús. (bis)


Sobre ti derramare
el agua que es vida
y tu corazón de piedra
en amor transformare.

El que crea en mi palabra
y se abra a mi puerta
de su seno brotara
torrentes de agua viva.

Te doy gracias, tu me cambias
tu me llenas, me has salvado. (bis)

El agua del Señor,
sano mi enfermedad,
el agua del Señor Jesús. (bis)







VENID PECADORES (semana Santa)

Venid pecadores, al pie de la cruz,
adorar la sangre, de mi buen Jesús.

De sus vestiduras ya lo despojaron,
y con duros clavos lo crucificaron.

Ya las escrituras en el se cumplieron,
y las vestiduras se las repartieron.

De la Cruz pendiente nos esta llamando,
adorar la sangre que esta derramando.

El pueblo inhumano con sarcasmos crueles,
lo esta insultando baja tú si puedes.

Y Jesús doliente a su padre pide,
perdone indulgente al pueblo deicida.

Ya el buen ladrón escucha de Cristo,
hoy estarás conmigo en el paraíso.

He ahí a tu hijo señalando a Juan,
consuela diciendo a su Madre Santa.

Dios mío, Dios mío, exclamo angustiado,
por que en esta hora me has desamparado.

Y a san Juan le dice he ahí a tu Madre,
por ser voluntad de mi eterno Padre.

Sed tengo nos dice sufriendo en la cruz,
de salvar las almas nuestro buen Jesús.

Todo consumado con dura pasión,
a nosotros toca pedirle perdón.

Y Jesús clamando con muy grande voz,
en la cruz entrega su alma a Dios.

Ya murió Jesús entre mil dolores,
venid a la cruz venid pecadores.

El costado augusto un soldado abrió,
con aguda lanza venid pecadores.

Su madre María con la Magdalena,
lo esta contemplando con muy grande pena.

Tiembla ya la tierra el sol se oscurece,
la natura entera se viste de duelo.

Venid pecadores venid adorar,
a Jesús que ha muerto para nos salvar.

Venid pecadores, al pie de la Cruz,
adorar la sangre, de mi buen Jesús








ANTE TI (comunión)

Ante ti Señor, ante ti Señor,
mi alma levantare, mi alma levantare (bis).

Oh mi Dios, oh mi Dios confío en ti,
Confío en ti.

Yo te alabo Señor,
Yo te adoro Señor, oh mi Dios (bis).

Guíame Señor, guíame Señor,
y guarda mi alma, y guarda mi alma (bis).

Oh mi Dios, oh mi Dios confío en ti,
Confío en ti.

Yo te alabo Señor,
Yo te adoro Señor, oh mi Dios (bis).






AL ESTAR CON TIGO (comunión)

Al estar contigo,
veo las cosas diferentes,
al estar bajo tu abrigo,
veo que todo cambia junto a Ti (bis).

Y cuando miras mi corazón,
se derrite por ti,
y cuando tocas mi corazón,
el miedo se va, huye de mi,
el miedo se va, huye de mi.

(BIS)























eCatolico Radio


Videos Recientes

Zaqueo se subió a un árbol - José Luis Contreras - ecatolico 

joseluis

- Zaqueo se subió a un árbol - José Luis Contreras - ecatolico

Todo lo que necesitas saber sobre Jesús - José Luis Contreras - ecatolico 

joseluis

- Todo lo que necesitas saber sobre Jesús - José Luis Contreras - ecatolico

La Iglesia es como un jabón - José Luis Contreras - ecatolico 

joseluis

- La Iglesia es como un jabón - José Luis Contreras - ecatolico

Arrojó la serpiente al fuego - José Luis Contreras - ecatolico 

joseluis

- Arrojó la serpiente al fuego - José Luis Contreras - ecatolico

Entre la luz y la oscuridad - José Luis Contreras - ecatolico 

joseluis

- Entre la luz y la oscuridad - José Luis Contreras - ecatolico