Rem                          FA                 Solm Lam-Rem

Caminaban Señor a tu lado,

                                     FA               Solm Lam-Rem

de regreso y ya sin esperanza,

 Lam  Rem                       DO                 LA#  Lam

sin saber que tu ibas con ellos

               FA                          Solm Lam Rem

en la tarde que ya declinaba.

 

Tu Palabra les fue iluminando

el misterio de las Profecías,

y sintieron arder en su pecho

una llama que no comprendían.

 

Al llegar al final del camino

te invitaron, Señor, a su mesa

y fue entonces que te conocieron,

al partirles el pan de la cena.

 

Con la luz encendida en el alma,

reanduvieron la noche de vuelta,

anunciando a los otros hermanos:

????El Señor está vivo de verás!???

 

Manifiéstanos, Padre, a tu Hijo,

que Tú hiciste surgir de los muertos;

que el Espíritu Santo dé vida

a los hombres que en Cristo creyeron.