DO                                              SOL

Con las manos extendidas,

            FA         RE7        SOL

el Obispo pide a Dios

DO              FA                    Rem            SOL

que descienda a nuestras almas

               FA     SOL     DO

el Espíritu de amor.

 

En la frente nos señala

con la cruz del Salvador,

con el Crisma nos infunde

el Espíritu de Dios.

 

Nuestros rostros acaricia

con cariño paternal

y nos dice, como Cristo:

???Que contigo esté la paz???.

 

Somos templos consagrados

donde habita el mismo Dios,

bautizados en la Gracia,

confirmados en Amor.

 

Que la Cruz de nuestra frente,

nos de fuerza celestial;

que este Crisma nos preserve

del pecado y la maldad.

 

Soy soldado de la Iglesia,

soy apóstol de la Cruz

lucharé toda mi vida

por el Reino de Jesús.