Rem                    Solm                     DO               FA

Feliz de ti, María, hija santa de Israel,

Rem                                     DO                                   Rem

toda la Antigua Alianza revive con tu fe.

 

FA                                              Solm

Queremos hoy honrarte

                              DO                                  FA

como el mismo Dios te honró,

              Solm                Rem            DO                                   Rem

y queremos amarte, como Jesús te amó.

 

Feliz de ti, María, Madre santa y virginal,

Dios mismo se ha prendado de tu fidelidad.

 

Feliz de ti, María, que creíste al Señor,

se cumplirá en tu vida la voluntad de Dios.

 

Feliz de ti, María, que engendraste al Salvador,

eres aún más dichosa por tu obediencia a Dios.

 

Feliz de ti, María, Dios te puso por señal,

para anunciar al mundo la redención total.