DO   SOL7                     DO               SOL7                          Lam
Quédate con nosotros, Señor de la
esperanza,

          DO7                          FA                   LA7              Rem
el pueblo que tu amas hoy lucha por vivir,

                                                   FA                 SOL                                Mim
y aunque a veces dudamos de tu presencia en casa,

           LA7                       Rem                  SOL7                      DO
no dejes que la noche nos sorprenda sin Ti.

 

    DO7                                   FA                        SOL                        Mim
Y porque ya anochece, quédate con nosotros,

          LA7                            Rem                          SOL7                       DO
no dejes que la noche nos sorprenda sin Ti.

 

Quédate con nosotros, Señor de la pobreza,

los pobres y los niños te quieren descubrir,

porque a veces no saben que son tus preferidos,

no dejes que la noche nos sorprenda sin Ti.

 

Quédate con nosotros, Señor de la justicia,

los hombres no aprendemos a dar sin recibir,

vivimos muchas veces una justicia falsa,

no dejes que la noche nos sorprenda sin Ti.

 

Quédate con nosotros, Señor de la promesa,

tu mismo aseguraste amarmos hasta el fin,

por eso humildemente volvemos a pedirte,

no dejes que la noche nos sorprenda sin Ti.