Acogida


A                   E        A
Mi casita es una casa pequeñita
 A                D             E
caben cinco pero entran muchos más,
 A                    E         A
en la puerta hay un juego de cortinas
 A                    E           A 
que se mueven cual banderas de la paz.
 A                  E             A
Hay dos mesas, un sofá y cuatro sillas,
 A               A7        D
casi todo es necesario repartir,
                                      AEFm#
nuestras sillas, el sofá, el pan y el vino,
     A               E            A
la esperanza, las tristezas y el reir.

Mi casita tiene amor tiene armonía,
entran cinco pero caben muchos más,
la pared nos muestra el Hijo de María
que nos dice que es mejor vivir en paz.
Cuando a veces la ternura es olvidada
y si alguien ya no puede dar perdón,
poco a poco una sonrisa y una mirada
ya nos hace renovar el corazón.

Mi casita está muy cerca de otras casas
y en las calles juegan bandadas de niños,
a las puertas mis comadres y compadres
siempre charlan compartiendo su agonía.
Tener mesas y sofá y cuatro sillas
tener tanto es tener casi de más
uno presta, el otro alquila sus haberes
y así es como la gente vive en paz.

Mi Señor que a las aves diste un nido
donde viven casi siempre seis o más,
yo soy pobre pero como un pajarillo
tengo casa donde puedo reposar.
Pero sé de gente que no tiene nada
y por eso ya no piensa en nada más
va viviendo bajo puentes y calzadas
y de tanto no tener perdió la paz.