En tu casa no hay milagros


C                         F
Sé muy bien que no hay milagros
       G           C
en tu casa sé muy bien
C                     F 
Que no hay ángeles cantores
       G            C
ni estrellitas de Belén.
         G                 C  
No hay arcángeles que te sirvan
       G         C  
ni te ayuden a barrer.
C                    F
En tu casa no hay milagros
           G        C
que nos puedan sorprender.

Vuestra vida es tan sencilla
que nos cuesta comprender
la más grande maravilla
que ha podido suceder.
Dios es niño, Dios es hombre
carpintero en Nazareth
es un Dios que va aprendiendo
en la escuela del taller.

Mil trabajos de una casa
siempre hay algo por hacer
mil silencios, mil sonrisas,
mil ternuras de mujer.
Siempre amable, siempre cerca,
de tu Hijo y de José,
y de cuantos van buscando
tu bondad y tu querer.