Los cielos y la tierra


 F                                     C
LOS CIELOS Y LA TIERRA EN TI SE ENCONTRARǁN
  Bb     G7     F            Bb       C7      F 
MARǍA, DULCE ABRAZO, QUE EL HOMBRE Y DIOS SE DAN.
   
      F                     G7          C
Las viejas profecías que hablaban del Señor,
  F             G7          C
nutrían la esperanza del Israel.
                Dm        G7        C
la flor que nacería en tierra virginal,
     Bb         C7      F  
un hijo que sería Emmanuel.


Quien hizo las estrellas te vino a mendigar
tu carne y tu latido de mujer.
El Dios omnipotente no quiso renunciar
al gozo de acunarse en tu querer.

Los magos y pastores que fueron al portal
hallaron en tus brazos a Jesús.
Sabemos que a tu lado le vamos a encontrar
lo mismo en la alegría que en la cruz.