Madre de los creyentes


 C                           F       A7     Dm
MADRE DE LOS CREYENTES, QUE SIEMPRE FUISTE FIEL,
 G7          C     F  C  G7 C
DǁNOS TU COFIANZA, DǁNOS TU FE. (2)

 C                        G7        C
Pasaste por el mundo en medio de tinieblas,
                Em       Dm        G 
sufriendo cada paso la noche de la fe,
 F                                   C
sintiendo cada día la espada del silencio,
     Am        C        G7        C 
a oscuras padeciste el rigor de creer.


La fe, por el desierto, a lomos de un asnillo,
la fe, cuando en las bodas Jesús se hizo esperar.
La fe, cuando pensaron que el Hijo estaba loco.
La fe, sobre el calvario al borde de acabar.

Guardaste bajo llave las dudas y batallas,
formándose el misterio al pie del corazón;
debajo de tu pecho de amor inagotable,
la historia se escribía de nuestra redención.