Padre eterno, Dios piadoso


G      Em      D       Em
Padre eterno, Dios piadoso
    Am              B7
dígnate a aceptar benigno 
       G            Bm
esta hostia trigo nuestro, 
        D       Am7   B7 Em 
y este caliz, nuestro vino.


Rebosantes de alegría
a tu altar nos dirigimos,
a ofrecerte nuestros dones
de tus manos recibidos.

Juntamente te ofrecemos
con el pan y con el vino,
cuanto somos y tenenmos
en un mismo sacrificio.