Se vuelve nuestro rostro


     D             A7             Bm
Se vuelve nuestro rostro a tí, María
     D                            A7 
por ti claman los hijos de los hombres.
     Bm                        G
Tu nombre llena al mundo de alegría,
    A7                          D
lo pueblos tienen sed de tu presencia.

Queremos ver tu rostro y quedar limpios,
saciarnos con el brillo de tus ojos.
La luz iluminó nuestro camino
a Cristo, nuestro hermano, diste al mundo.

El Rey se enamoró de tu hermosura,
te puso una corona de justicia:
Tú tomas nuestra manos y nos levantas
al trono de la gracia de tu Hijo.