Subiremos a Jerusalén


Am           C               F   G  Am
Jerusalén ciudad de nuestro Rey,
Am                C          F    G Am
de su gloria sus santos cantarán.
                  F              C
Resplandece sus puertas son de perlas.
                 F           C
Siempre nueva, nada allí envejece.

                      Bb
Es de gran altura de gran anchura
  F                  C
Amor que no tiene medida.
                      Bb
Nuestro gozo es que allí Jesús está
       F                  C
su presencia es nuestra delicia.

     C          Bb    C 
Por eso amamos Jerusalén  (2)

   F       G      C  
Subiremos a Jerusalén
  F          G     C 
ciudad de nuestro Dios.
 F     G      Em   Am   
Moraremos con ??l allá,
  D          G
??l nos consolará.
  F             G       C  
Ciudad fuerte con fundamentos;
 F      G          C
cuyo arquitecto es Dios
 F    G     Em   Am  
sanidad de naciones
  F            E
que glorioso lugar.


No habrá dolor, ni miedo a la muerte;
beberemos del río de Agua Viva.
No habrá tinieblas, ni más maldición.
Y en su trono siempre reinaremos.

Jerusalén es la esposa del Cordero.
Ella le amó más que a su propia vida.
Es sin mancha; oh, que hermosa es!
lino fino y corona llevará.