Voy a contar una historia


 Am                 Dm
Voy a contar una historia
       E              Am
de una joven llamada María
                  Dm
en Nazareth de Galilea
        E                Am
otra igual yo no sé si existía.

    Dm          E          Am
No sé si eran verdes sus ojos,
    Dm          E       Am  
si eran sus cabellos morenos
                    Dm   Am
yo sé que María de Nazareth
 E                      Am
fue la vida y el amor de José.


Voy a contar esta historia
recordando del pueblo el dolor.
En Nazareth de Galilea
esperaban un liberador.
No sé si eran verdes sus ojos
si eran sus cabellos morenos,
yo sé que María de Nazareth
esperaba también con José.

Así nos recuerda la historia
que la gente oprimida vivía
en Nazareth de Galilea
la mujer casi nada valía.
No sé si eran verdes sus ojos
si eran sus cabellos morenos,
yo sé que María de Nazareth
era el más rico don de José.

Hoy nos recuerda la historia
los rencores que al mundo desgarran
en Nazareth de Galilea
sé que también los hombres se odiaban.
No sé si eran verdes sus ojos
si eran sus cabellos morenos,
yo sé que María de Nazareth
compartía su amor con José.

La joven Señora un día
recibió un mensaje divino,
por ella el amor nacería
el Mesías sería su Hijo.
No sé si eran verdes sus ojos
si eran sus cabellos morenos,
yo sé que María de Nazareth
aceptó sin decirle a José.

Yo canto a la noche sombría
que a los dos corazones hirió,
pues ella explicar no podía
y el marido sus dudas calló.
No sé si eran verdes sus ojos
si eran sus cabellos morenos,
yo sé que María de Nazareth
mereció el amor de José.

Cansada por la travesía
para inscribirse en el censo
no dieron abrigo a María
no había más alojamiento.
No sé si eran verdes sus ojos
si eran sus cabellos morenos,
yo sé que en el vientre de aquella flor
rechazaron al liberador.

Al terminar esta historia
les recuerdo a los padres de hoy día
en Nazareth de Galilea
el divorcio también existía.
No sé si eran verdes sus ojos
si eran sus cabellos morenos,
yo sé que María de Nazareth
fue fiel a su Dios y a José.