Do               Fa     Do

Cristo está conmigo,

                           Sol

junto a mí va el Señor,

              Do    Fa    Do

me acompaña siempre

          Rem-Sol          Do

en mi vida hasta el fin.

            Fa                       Do

Ya no temo Señor la tristeza,

           Fa                        Do

ya no temo Señor la soledad,

            Rem        Sol7           Do

porque eres Señor mi alegría;

          Re7                  Sol

tengo siempre tu amistad.

 

Ya no temo Señor a la noche,

ya no temo Señor la oscuridad

porque brilla tu luz en las sombras,

ya no hay noche, Tú eres luz.

 

Ya no temo Señor los fracasos,

ya no temo Señor la ingratitud

porque triunfo Señor en la vida.

Tú lo tienes, tú lo das.

 

Ya no temo Señor los abismos,

ya no temo Señor la inmensidad,

porque eres Señor el camino,

la vida y la verdad.

 

Ya no temo Señor a la muerte,

ya no temo Señor la eternidad

porque Tú estás allá esperando,

que yo llegue hasta Ti.