Introd: Fa-Do7-Fa

                            Do7            Fa              Do7

Oh María, Madre mía, oh consuelo del mortal,

            Fa               Do7           Fa         Do7-Fa

amparadme y guiadme a la patria celestial,

           Fa              Do7          Fa        Do7-Fa

amparadme y guiadme a la patria celestial.

 

Con el ángel de María las grandezas celebrad,

transportados de alegría sus finezas publicad.

 

Salve Júbilo del cielo del cielo del excelso dulce imán.,

Salve hechizo de este suelo triunfadora de Satán.

 

Quien a ti ferviente clama, halla alivio en el pesar,

pues tu nombre luz derrama gozo y bálsamo sin par.

 

De sus gracias tesorera la nombró tu Redentor,

con tal madre y medianera nada temas, pecador.

 

Pues te llamo con fé viva, muestra, oh Madre, tu bondad,

a mí vuelve compasiva tu mirada de piedad.

 

Hijo fiel quisiera amarte por ti no más vivir;

y por premio de ensalzarte, ensalzándote morir.

 

Del entreno las riquezas por ti logré disfrutar;

y contigo sus finezas para siempre publicar.