LA                     Sim     MI                            Do#m

Llegada la hora de retorno al Padre,

FA#                          SI          MI                    LA7

sabiendo que iba camino a su cruz,

RE                 MI       LA         RE    MI            LA                

reunió a sus amigos en última cena

SOL7                      DO          MI                      LA

y nos dio su Cuerpo el Señor Jesús.

 

SI7                              MI              SI7                     MI

En memoria tuya, Cristo redentor,

RE            MI7            LA        RE       MI7                  LA

vamos a tu mesa, en señal de amor.

 

Profundo misterio de amor y ternura,

de querer quedarse antes de partir,

de dejar su Sangre como Alianza nueva,

de darla en bebida antes de morir.

 

???Tómenlo y coman, pues esto es mi Cuerpo???,

les dijo, rompiendo en su mano un pan.

???Tómenla y beban, pues ésta es mi Sangre,

la que por ustedes he de derramar???.

 

???Y hagan lo mismo cuando se reúnan,

sabiendo que un día he de retornar,

para convidarlos a beber unidos

de aquel vino nuevo que el Padre ha de dar???.

 

Por eso, inclinados, su Cuerpo adoramos,

y aunque nada vemos, nos basta creer.

El antiguo rito ha dejado paso

a su Sacramento, misterio de fe.

 

A Ti, Jesucristo, te damos la gloria,

porque Tú nos diste el don del amor.

A Ti la victoria, honor y alabanza,

porque estǭs sentado al lado de Dios.