RE SOL   RE  Sim

Día y noche

    SOL            Mim                            SOL                RE

siempre Tú, Señor, estás conmigo,

RE SOL   RE Sim

día y noche

    SOL         RE                    LA             RE

siento que Tú estás en mí.

 

RE    SOL  Sim       LA   RE     SOL

Si anochece en el camino

SOL              MIm                    SOL               RE

siempre Tú, Señor, estás conmigo;

RE    SOL   Sim    LA     RE     SOL

aunque duren las tinieblas

 SOL        RE                 LA            RE

siento que Tú estás en mí.

 

En las pruebas de la vida,

siempre Tú, Señor, estás conmigo;

al luchar confío en Ti,

siento que Tú estás en mí.

 

A través de mis hermanos,

siempre Tú, Señor, estás conmigo;

al servirles cada día

siento que Tú estás en mí.

 

Al unirme en comunión

siempre Tú, Señor, estás conmigo;

al sentir tu paz y amor

siento que Tú estás en mí.

 

Cuando tengo que sufrir,

siempre Tú, Señor, estás conmigo;

al llevar la cruz contigo

siento que Tú estás en mí.